Descripción del proyecto

GOTY 2018

Las listas de los mejores videojuegos del año.

Escrito por ivb | @Gamefeeles | 08/01/2019

ivb   

ivb

Celeste

El equipo de Matt Makes Games se ha sacado de la manga un plataformas genial que es, además, el juego narrativo más interesante del año. Celeste es una rara avis que aúna con gusto el acto de jugar con los temas que trata.

Más allá de la literalidad conceptual de hacer escalar al jugador una montaña real como símil de los problemas de la vida, la obra logra salirse con la suya al hacerle sentir dificultades universales a través del mando. La evolución y posterior resolución de estas penurias va de la mano con el diseño de niveles, que se retuerce y simplifica al son de la melodía temática. Inspirando palabras como las que compartía en esta misma casa.

Return of the Obra Dinn

La obra de Lucas Pope se convierte en un referente del género detectivesco al llevar a la enésima potencia la conceptualización de espacios mentales que le es propia.

La forma en la que Return of the Obra Dinn plantea la investigación de la desaparición de una tripulación conlleva adentrarse en mundos ocultos a simple vista, cuyo descubrimiento resulta en una de las experiencias más gratificantes del año.

Iconoclasts

El JRPG ha visto tiempo mejores, pues a pesar de la gran cantidad de lanzamientos anuales es difícil encontrar uno con algo que contar. Más allá de demografías y públicos objetivo a quien venderles la moto, a través de una vinculación emocional superficial con unos personajes insulsos, nos queda poco de valor. Por ello la obra de Konjak cae como maná del cielo al plantear una aventura coral, centrada en problemas de identidad y pertenencia bien reales.

Jugablemente se acerca más al plataformeo con combates y rompecabezas, aunque su temática destaca su alma de JRPG. Centrada en describir las distintas realidades de un mundo fantástico mediante unos personajes que se encuentran con problemas para encajar en él. Por ello no es de extrañar que salga una obra con tanto corazón pues, a pesar de su lento inicio, te atrapa y no te suelta hasta el final.

Octahedron

Hacer un buen plataformas es difícil, si además queremos juguetear con las bases del género, manteniendo un diseño estético y jugable acorde con la reinvención, la empresa se vuelve imposible.

No obstante esto es lo que han logrado los chicos de Demimonde con Octahedron, el mejor plataformas del año. Una obra que juega constantemente con la idea del salto, pues todo existe para reivindicar este verbo y explorar sus capacidades hasta límites insospechados.

Tetris Effect

Mizuguchi ha logrado lo imposible, en conjunción con su equipo de Enhance Games, al plantear un acercamiento al Tetris que mejora la experiencia base del clásico. La idea de sinestesia que maneja Tetris Effect encaja a la perfección con el juego ruso, potenciando la obsesión e inmersión que le son propias al llevar a otro nivel el efecto tetris que da nombre al título.

Esta obra es un espectáculo de estímulos audiovisuales que trascienden la pantalla y nos transforman por dentro debido a la cualidad sinestésica, cuasi física, de su diseño.

Tetris Effect

Mizuguchi ha logrado lo imposible, en conjunción con su equipo de Enhance Games, al plantear un acercamiento al Tetris que mejora la experiencia base del clásico. La idea de sinestesia que maneja Tetris Effect encaja a la perfección con el juego ruso, potenciando la obsesión e inmersión que le son propias al llevar a otro nivel el efecto tetris que da nombre al título.

Esta obra es un espectáculo de estímulos audiovisuales que trascienden la pantalla y nos transforman por dentro debido a la cualidad sinestésica, cuasi física, de su diseño.

God of War

Cory Barlog puede estar orgulloso de tener entre manos el juego de alto presupuesto con más corazón del año.

A pesar de ser víctima de las modas en muchos de sus sistemas y en gran parte de su cinematografía, además de algo hipócrita, tanto la caracterización de sus personajes como su base jugable apuntan en la dirección correcta.

God of War

Cory Barlog puede estar orgulloso de tener entre manos el juego de alto presupuesto con más corazón del año.

A pesar de ser víctima de las modas en muchos de sus sistemas y en gran parte de su cinematografía, además de algo hipócrita, tanto la caracterización de sus personajes como su base jugable apuntan en la dirección correcta.

Splatoon 2: Octo Expansion

Lo que debía ser un conjunto de salas de retos desangeladas termina siendo mucho más al exprimir con inteligencia las bases jugables de Splatoon. Cada fase tiene algo que decir respecto a cómo jugar competentemente y sabe enganchar al jugador mediante sus retos bien medidos, mostrando lo suficiente como para que poco a poco uno vaya profundizando en el control de sus sistemas.

Sin olvidarnos de su largo tramo final que pone a prueba todo lo aprendido con una brillantez y coherencia inusuales para este tipo de juegos.

Splatoon 2: Octo Expansion

Lo que debía ser un conjunto de salas de retos desangeladas termina siendo mucho más al exprimir con inteligencia las bases jugables de Splatoon. Cada fase tiene algo que decir respecto a cómo jugar competentemente y sabe enganchar al jugador mediante sus retos bien medidos, mostrando lo suficiente como para que poco a poco uno vaya profundizando en el control de sus sistemas.

Sin olvidarnos de su largo tramo final que pone a prueba todo lo aprendido con una brillantez y coherencia inusuales para este tipo de juegos.

Florence

Las historietas interactivas encuentran un nuevo nivel en Florence, donde se sustituye el botón de pasar página por sencillas gracietas mecánicas. Estas aprovechan la interactividad para introducir al jugador en una pequeña historia de amor de un modo simple pero efectivo, trasladando el efecto que el enamoramiento y la pérdida tienen en la simpática protagonista.

Con ello pretende hacernos partícipes del día a día de Florence mediante minijuegos que logran abstraer con éxito vivencias cotidianas y románticas universales.

Florence

Las historietas interactivas encuentran un nuevo nivel en Florence, donde se sustituye el botón de pasar página por sencillas gracietas mecánicas. Estas aprovechan la interactividad para introducir al jugador en una pequeña historia de amor de un modo simple pero efectivo, trasladando el efecto que el enamoramiento y la pérdida tienen en la simpática protagonista.

Con ello pretende hacernos partícipes del día a día de Florence mediante minijuegos que logran abstraer con éxito vivencias cotidianas y románticas universales.

Dragon Quest XI

La última iteración de la saga Dragon Quest aporta una experiencia robusta gracias a una producción cuidada hasta el detalle. Aunque conservadora por cobarde e irregular en las dos dificultades que plantea, sabe maravillar tanto con su apartado visual como con la atención puesta en cada detalle de su sistema de combate.

Mención especial a una historia que, aunque hayamos visto miles de veces, se ve elevada por la robustez de sus bien medidos valores de producción.

Dragon Quest XI

La última iteración de la saga Dragon Quest aporta una experiencia robusta gracias a una producción cuidada hasta el detalle. Aunque conservadora por cobarde e irregular en las dos dificultades que plantea, sabe maravillar tanto con su apartado visual como con la atención puesta en cada detalle de su sistema de combate.

Mención especial a una historia que, aunque hayamos visto miles de veces, se ve elevada por la robustez de sus bien medidos valores de producción.

WarioWare Gold

La colección definitiva de microjuegos de Wario es también el mejor título de la saga.

Contando con los mejores microjuegos de cada entrega actualizados para mejorar su diseño, además de unos cuantos nuevos, logra posicionarse como un juego que entiende el tono y dirección que debe tener una obra centrada en la diversión sin complejos.

WarioWare Gold

La colección definitiva de microjuegos de Wario es también el mejor título de la saga.

Contando con los mejores microjuegos de cada entrega actualizados para mejorar su diseño, además de unos cuantos nuevos, logra posicionarse como un juego que entiende el tono y dirección que debe tener una obra centrada en la diversión sin complejos.

Puss!

Este extraño videojuego sobre guiar con el ratón a un gatito por laberintos, sin poder tocar las paredes, consigue una unión especial con su estética vaporwave.

Es una de esas obras que se atreve a ser todo lo rota u obtusa que su estilo demanda, golpeando con fuerza a cada paso que el jugador da.

Puss!

Este extraño videojuego sobre guiar con el ratón a un gatito por laberintos, sin poder tocar las paredes, consigue una unión especial con su estética vaporwave.

Es una de esas obras que se atreve a ser todo lo rota u obtusa que su estilo demanda, golpeando con fuerza a cada paso que el jugador da.

0 0 vote
Article Rating