Sonrisas de 2017 2018-01-27T14:08:02+00:00

Project Description

Sonrisas de 2017

Un repaso rápido a mis juegos favoritos del año

Escrito por Diegodcsantos | 26/01/2018

A pesar de que parece que acabó hace tiempo, me parecería injusto que por llegar unos días tarde al final del año, no pudiera tener la oportunidad de alabar y quien sabe si reivindicar los juegos que a mi juicio han sido los mejores.

2017 ha sido un año espectacular, la irrupción de Switch, unido a la buena salud de la industria en las plataformas ya disponibles ha hecho que el volumen de grandes juegos haya superado las expectativas incluso de los que creían que 2016 iba a ser difícil de igualar.

Aunque me sea sencillo pensar en un favorito, me es complicado establecer una lista corta o podio adicional por lo que voy a sustituir esto por pequeños apuntes e ideas concisas de varias obras, pudiendo asi permitirme el lujo de nombrar más cantidad de títulos que usualmente.

THE LEGEND OF ZELDA: BREATH OF THE WILD

Porque nunca una franquicia que durante treinta años me ha brindado los mejores momentos de mi vida como jugador se había reinventado de tal manera que el enésimo viaje a lo desconocido fuera algo totalmente nuevo y espectacular. Tan valiente como memorable.

WHAT REMAINS OF EDITH FINCH

Porque confirma que narrativa y mecánicas no solo no son polos opuestos sino que se pueden dar la mano para crear una de las experiencias más gratificantes, enriquecedoras e inolvidables del año.

FAR FROM NOISE

Porque es una creación única que demuestra que los videojuegos no son solo un arte válido sino esencial para presentar ciertas obras imposibles de plasmar en otro medio. Único.

NEX MACHINA

Porque no es solo un arcade rotundo y practicamente perfecto sino que es la culminación del viaje de un estudio que se ha dedicado a luchar contra corriente en una industria que ya no es la que a muchos nos gustaria que siguiera siendo.

HELLBLADE: SENUA’S SACRIFICE

Porque se me acaban los argumentos, pero este juego es muy importante para el crecimiento de nuestra industria y además, demuestra una dedicación y un mimo al que pocos estudios llegan. Es imposible que algo de Senua no se quede dentro de ti.

MARIO ODYSSEY

Porque a pesar de tener altibajos jugables y de apostar por una cantidad que se antepone a una incontestable calidad, Mario Odyssey, en sus capas más básicas, sigue siendo uno de los ejemplos más determinantes a la hora de cuantificar la maestría en el desarrollo.

A HAT IN TIME

Porque demuestra que la nostalgia trabajada puede ir mucho más allá y proporcionar un juego que recuerda a los grandes de la época pero no se olvida de proponer ideas y aportar momentos que le den una entidad propia más que suficiente para hacerse un hueco grande en un año en el que ha salido Mario.

DISHONORED 2: DEATH OF THE OUTSIDER

Porque Arkane olvida la definición de DLC y se saca de la manga uno de los juegos más completos y estimulantes sin escatimar en recursos y sin recurrir a la excusa de ser un Add-on para capar su propia capacidad. Confirmando además que no tira la toalla con sus ideas a pesar del fracaso de la maravillosa segunda parte.

RESIDENT EVIL 7

Porque pocas veces una compañía se atreve a cambiar tanto el rumbo de una franquicia para volver al origen, con la sensación de que lo conocido y lo que esta por descubrir se dan la mano de manera natural. Una de las sorpresas del año a la que ni siquiera sus altibajos en la recta final son capaces de restarle mérito.