Las palabras en Doki Doki Literature Club2018-03-03T14:09:50+00:00

Project Description

Las palabras en Doki Doki Literature Club

La sutileza frente al impacto.

Escrito por Kipik | @kiipik | 19/02/2018

[AVISO SPOILERS]

Mi experiencia con Doki Doki Literature Club es un tanto curiosa: unos meses después de su salida, en ese extraño momento de calma después de la tormenta, decidí que era el momento y empecé, con mucha curiosidad y pocas esperanzas, un juego que de primeras tenía todas las papeletas para parecerme un coñazo. Sin embargo, aún sin entusiasmarme, terminó gustándome por razones totalmente opuestas a las que me habían vendido.

Porque, por mucho que os insistan, lo mejor no es ese final que corta por lo sano, ni como rompe la cuarta pared, y desde luego no son sus personajes; sino que lo más destacable del título, como indica su propio nombre, es la literatura: sus poemas y, más concretamente, los que creamos nosotros como jugadores.

Para dar un poco de background (aunque si no sabéis de qué va la cosa no os recomendaría seguir leyendo), el juego empieza con Sayori, nuestra amiga de la infancia, invitándonos a su club de Literatura en el que, como actividad, se propone que cada miembro escriba un poema para compartirlos al día siguiente. La primera vez que esto sucede, se nos brinda la oportunidad de elegir 20 palabras de entre un total 200 para crear nuestra poesía y así lograr la atención de X personaje. Según lo transcurrido en las conversaciones en el club, nos paramos a pensar en cada una de esas palabras y elegimos la que creemos que es más acorde a los gustos de la waifu que queramos conseguir. Childhood, hopeless, journey, suicide, extreme, sadness, friends, destiny, unstable y un par de decenas más son al principio palabras que al jugar solo entendemos como un obstáculo, algo sin importancia que puede que, salvo el significado de la propia palabra en el diccionario y sus implicaciones, en ese momento de la experiencia jugable no tiene mayor importancia. A partir de aquí, puesto que ya sabemos que tipo de palabras van a gustar a la chica que prefiramos, el minijuego se convierte en algo casi automático, un mero trámite que tenemos que pasar al final del día para ver lo más rápido posible qué es lo que sucede la mañana siguiente.

Las palabras, además, nunca se transforman en un poema de verdad, y puede parecer que el minijuego es una perdida de tiempo, especialmente porque el final del juego va a ser el mismo la primera vez que nos lo pasemos, independientemente de las elecciones que hagamos; pero nada más lejos de la realidad: tras el suicidio de Sayori, al empezar una nueva partida, todo cambia.

La nueva partida nos devuelve al principio de la historia y parte de la misma premisa con la diferencia de que en ese universo, a priori, Sayori nunca ha existido. La amiga de la infancia, aquella a la que no conseguimos salvar y por la cual tenemos cierto sentimiento de culpa, ya no se encuentra de manera física en el lugar donde transcurren los hechos,pero de alguna manera, sigue presente de dos formas distintas, una demasiado obvia, torpe (la de los glitches, textos distorsionados, en base64, tonteo con la cuarta pared etc.) que por desgracia destaca por encima de la otra, sutil e inteligente.

Y es que igual que al empezar el juego, el primer poema que tenemos la oportunidad de hacer en esta segunda vuelta es clave. Childhood, hopeless, journey, suicide, extreme, sadness, friends, destiny, unstable y un par de decenas de palabras más vuelven a estar delante de nuestros ojos, pero esta vez, con un significado completamente distinto gracias al contexto creado en la primera vuelta. Todas esas palabras que en un principio creíamos inconexas y que parecían una forma de alargar la experiencia jugable ya no son ajenas a nosotros, sino que, en un alarde de genialidad, forman imágenes mentales, nos recuerdan lo vivido durante las horas anteriores y evocan emociones de todo tipo, dando así un sentido poético a algo que se antojaba anecdótico.

Aún si el propio juego se empeña en esconderlo y en restarle importancia, Doki Doki Literature Club termina creando poesía. Una poesía interactiva, mental e indirecta que difícilmente se podría hacer en cualquier otro medio.

> _
palabras.pry was successfully deleted