Los Nuevos Dioses (II)2018-02-26T17:53:35+00:00

Project Description

Los Nuevos Dioses

Parte Segunda.

Escrito por yayo | @gamefeeltuita | 30/01/2017

Game Over

– Bueno Yayo, este trabajo no me vale para nada.

– Pero… ¿y los resultados? Todavía no hablamos sobre la penetración de mi religión en la sociedad ni cómo reaccionaron los medios…

– No, ya no quiero escuchar más sandeces. Sólo quiero que me digas de dónde sacaste eso.

– ¿Lo qué? ¿Los preceptos?

– Sí, de dónde lo copiaste. ¿Cuál fue la fuente?

– Mis conocimientos e investigación. Es algo que creé…

– No, no te creo. De algún sitio lo copiaste. ¿Alguna religión antigua? ¿Sumeria?

– No, profesora, me lo inventé todo yo solo…

– No no, eso no lo creo. Esto es una copia, claramente.

– Que no, que me lo inventé todo!

– No voy a discutir más. Yayo: este trabajo es inadecuado. No sólo es una copia, sino que no citas las fuentes, está incompleto y definitivamente no es lo que esperaba. Lo siento pero vas a tener que repetir todo el trabajo desde cero y la próxima vez harás un trabajo normal, como todo el mundo.

Fui a mi asiento sin un atisbo de tristeza. El segundo trabajo ni lo empecé a hacer: la semana siguiente nos tomamos el avión a España. Ni siquiera le dije a la tipa que me iba a ir del país. Para siempre.

¿Y con mi religión, qué pasó? Sencillamente nada: vive en mis recuerdos, como una de tantas cosas locas que he creado en mi vida.

Un culo es un culo. It is known.

Los Creadores

Y aquí es cuando toca hablar de los Nuevos Dioses: los content creators de hoy en día, las estrellas de las masas jóvenes. Los nuevos artistas. Los putos youtubers.

En tres ejemplos veremos cómo lo que antes se hacía con lápiz y papel ahora se hace con smartphone e internet. Llevan ya unos años, pero están aquí para quedarse: son el nuevo movimiento social, los nuevos creadores para llenar una masa cada vez más grande y ociosa que devora contenido a un ritmo tan avanzado que cada vez hace falta cosas más extravagantes para saciarse.

No se si fue el primero, ni el más viejo, pero seguro fue uno de los mayores impulsores de la idea actual de “creadores de contenido” como una versión modernizada de un joven artista con necesidad de crear cosas y mostrarlas a la sociedad. Que sí, la monetización absurda (se gana la vida haciendo reclames de pago a empresas, volando en aviones de lujo de aerolíneas árabes y *ejem* vendiendo su startup a CNN por 25 millones de pirulos americanos) los reclames y mensajes de patrocinadores están ahí, pero si algo diferencia a Casey de todos los demás, es que el cabrón tiene un estilo único. Y es curioso porque él llama a cada uno de sus blogs “una película”. Y no lo trata como un hobby sino su pasión y su craftsmanship siguiendo las reglas clásicas de storytelling (3 actos, música acorde, edición única, narrativa visual fuerte, etc) para mostrar que el hombre sabe lo que hace. Eso y que engancha.

Éste es probablemente el más famoso/seguido/odiado/pagado de todo youtube. Empezó haciendo una pasantía montando muebles en ikea haciendo walkthroughs de juegos chorras o de terror, y su estilo (chillón, con saltos de voz soprano dignas de un castrati o pedrito maricón en plena noche de pluma y lentejuela) rápidamente se expandió como un virus por todo youtube. De ahí a la fama mundial, excesos, egocentrismo y cosas de negro, errores de comunicación, forma y contenido por su “humor” que dejó de tener puta gracia hace ya mucho tiempo.

Y ahí sigue, en su mundo, con sus millones de seguidores que las corporaciones miran con dientes largos, porque saben que es un público al que no pueden monetizar. Y eso les jode y recurren a los ataques directos a Felix (así se llama, por si vives debajo de una piedra o algo) usando sus perros corporativos llamados “medios de comunicación”. Lo peor de todo es que el contenido que genera es una puta basura sin valor más allá del sentimentalismo barato y drama pop corn que sólo sus seguidores niños-lagarto-teenager son capaces de entender. Una pena.

Y por último, nuestra Diosa, Reina, Madre y redentora: That White Blonde Skinny Ass Poppy. En conjunto con su inseparable hermafrodita socio artista Titanic Sinclair, están embarcados en un proyecto bizarro convertido en culto insaciable e infinito, donde la música, los mensajes ocultos y el estilo ASMRiano mantienen en vilo una cantidad indefinida de fans que llevan al dúo a empujar cada vez más los límites de qué es real y qué es actuación.

Porque Poppy ya no es el álter ego de una cantante fracasada rarita que no pudo hacerse un hueco en el mercado actual a base de buena música y ojitos marrones: tuvo que crear un personaje, una parodia al stardom actual, famosos y la cultura pop en general para llamar la atención y por fin dar rienda suelta a su creatividad. Empezó siendo un traje de piel y susurros, ahora es su vida entera.

♦                                                  ♦                                                ♦

Antes había que convencer a los profesores para hacer burradas y que un grupo de 30 en la clase te hiciera caso y se comiera tu religión en 45 minutos. Hoy en día basta con tener un smartphone con internet, algo de talento y ya eres el nuevo profeta en tu tierra virtual.

Ven a nuestro templo

Y si has llegado hasta aquí, amiga o amigo, es momento de brindar con nuestra sangre y de abrirte paso a nuestro templo. Somos de una época anterior: la palabra escrita antes que el video. Pero nuestro contenido es igual de adictivo, quizás más profundo. Estás dejando tu realidad para venir a la nuestra; déjate llevar, y te prometo que te vamos a dar material suficiente para dejarte las noches en vela y los días con el culo torcido.

Déjame mostrarte hasta dónde llega este agujero. No veas las ganas que tengo de que nos pongamos a jugar.

Let the dance begin.